Al reducir las tasas de interés y reanudar la flexibilización cuantitativa, la Fed enriquecerá a los inversores del mercado de valores y penalizará a los ahorristas que mantienen su dinero en efectivo y vehículos a corto plazo.

Por Mike Burnick

Sé que esto puede ser difícil de creer, pero las personas que se encuentra a la cabeza de la Reserva Federal de Estados Unidos, suelen estar tan perdidas como Bill Murray “Perdidos en Tokio”.

Peor aún, para los próximos años están decididos a castigar a los ahorristas y favorecer a los inversores especulativos que juegan a tirar dados en el mercado.

La frase clave es “RECOMPENSAR a los inversores de mercado de valores”.

Ahora, es duro decirlo, pero aunque esto no está nada bien, tú puedes ponerte del lado de los que sacan provecho de esta situación.

Lo digo no porque la Reserva Federal de Estados Unidos no haya elevado las tasas de interés en la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, según sus siglas en inglés). Eso fue muy esperado.

Sin embargo, uno de los presidentes votantes de la Fed, Neel Kashkari, de la Reserva Federal de Minneapolis desde 2016 y conocido por su política laxa, proclamó que las bajas tasas de interés están aquí para quedarse.

Hace unos días Kashkari dijo que la serie anterior de alzas en las tasas de la Fed fue inesperada y que la política monetaria actual es “demasiado dura”:

Desde mi punto de vista, la única conclusión razonable que puedo sacar es que la política monetaria ha sido demasiado dura en esta recuperación.

La lógica de Kashkari es la teoría clásica del chorreo: que la Reserva Federal debería ayudar a las empresas a ganar más dinero, para que a su vez éstas le paguen más a los trabajadores.

Claro, las empresas pueden permitirse pagar salarios más altos cuando están ganando mucho dinero, pero lo que Kashkari está defendiendo simplemente terminará poniendo mucho más dinero en las cuentas de los inversores que en los salarios de los trabajadores.

Al reducir las tasas de interés y reanudar la flexibilización cuantitativa, la Fed enriquecerá a los inversores del mercado de valores y penalizará a los ahorristas que mantienen su dinero en efectivo y vehículos a corto plazo.


¿Quién se beneficia del dinero gratis? ¡Los inversores!

El resultado final de la política monetaria de dinero gratis después de 2008 ha sido una gigantesca transferencia de riqueza desde los ahorristas de clase media a los inversores acaudalados del mercado de valores.

Eso es lo que la Reserva Federal está haciendo realmente, y te voy a dar un par de ejemplos que lo prueban:

En 1989, el 1% más rico de los estadounidenses poseía el 23% de todos los activos en Estados Unidos. Sin embargo, esa proporción ha aumentado al 32% en la actualidad, en gran parte debido a las políticas de transferencia de riqueza implementadas desde la Reserva Federal. ¿Y adivina qué? Por lo que puedo observar, la Fed está en eso otra vez, defendiendo tasas más bajas y más dinero fácil.

Esa es exactamente la razón por la que necesitas tirar por la ventana las viejas reglas para invertir con la expectativa de recibir ingresos.

Los vehículos de corto plazo, como los depósitos a plazo de los bancos son hoy los peores lugares para alcanzar ese objetivo.

La nueva regla para generar un flujo constante, alto y creciente de ingresos es centrarse en acciones de alta calidad que pagan dividendos. Aquí hay un resumen de algunos de los favoritos para 2019:

En pocas palabras: para tener éxito en el extraño y nuevo mundo de las infinitas políticas de dinero fácil de la Fed, la clave es mantener el rumbo con nuestra estrategia de acciones de dividendos de alta calidad comprobada y verdadera.

Brindo por el crecimiento de tu riqueza,

Mike Burnick es editor de Mike Burnick Wealth Watch, Infinite Income, Amplified Income y Spinoff Millionaires. Lleva más de 30 años acercando sus estrategias comerciales a la población. Ha estado con Seven Figure Publishing durante dos años. En 2018, el rendimiento promedio de los ingresos infinitos superó a los mercados en más del 17%.
Mike Burnick,