En las últimas sesiones hemos visto un alza en el precio del oro. Y a medida que el conocimiento sobre la correlación entre la guerra comercial, la economía de Estados Unidos, la Reserva Federal y el dólar débil sea algo que sepamos todos, veremos que el trading a su alrededor será mucho mayor.

Por Zach Scheidt, desde Atlanta, Georgia

En El Inversor Diario sabemos que siempre hay una oportunidad de ganar dinero, sin importar lo que haga el mercado. ¡Y hoy quiero mostrarte cómo el “efecto mariposa” está creando una reacción en cadena que conduce a una de las mejores oportunidades de creación de riqueza que he visto en años!

Empecemos uniendo los puntos. Una vez que entiendas cómo se está desarrollando esta oportunidad, estarás en una posición perfecta para evitar el riesgo y aumentar tu riqueza.

Lo primero que sabemos de esta situación es que la guerra comercial ha conducido a mucha incertidumbre a nivel de las grandes empresas globales.

Y dado que no está claro si se mantendrán las tarifas, o cómo China responderá a las represalias, las empresas posponen decisiones. Esto significa que algunas de ellas no están reforzando sus inventarios para reemplazar la mercancía que se está vendiendo. Después de todo, tal vez podrían llegar a comprar nuevas mercancías, más baratas, una vez que las tarifas sean eliminadas.

De manera similar, algunas empresas están posponiendo las decisiones de abrir nuevas plantas, contratar nuevos trabajadores o buscar otras oportunidades de crecimiento. Están esperando la claridad en el frente comercial antes de tomar decisiones importantes.

Gracias a esta incertidumbre, la Reserva Federal de Estados Unidos cree que existe un cierto riesgo de recesión.

Ahora, eso no significa que la Fed espera que una recesión sea inminente. Después de todo, la economía de Estados Unidos continúa creciendo a un ritmo saludable y el desempleo es muy bajo. Pero si las empresas postergan algunas decisiones importantes sí existe un mayor riesgo de que el crecimiento económico se deteriore. Y la Fed tiene el mandato de ayudar a mantener la economía estadounidense en un lugar saludable.

Esto significa que el riesgo de recesión hará que la Fed reduzca las tasas, y al reducir las tasas, facilitará que las grandes empresas puedan permitirse nuevas oportunidades de crecimiento a partir del financiamiento barato, estimulando la economía durante este tiempo incierto.

¿No me crees? Las tasas de interés basadas en el mercado ya están bajando. ¡Y los traders más inteligentes de Wall Street ahora están estimando en un 90% la probabilidad de un recorte para agosto!

Mira este gráfico hecho a partir de datos de Bloomberg:

bueno, ahora tenemos dos puntos más para conectar y luego verás cómo este gráfico es en realidad una señal de compra gigante para la oportunidad en la que me estoy centrando hoy.

Con las tasas de interés que ya se están moviendo a la baja, el dólar estadounidense se está debilitando.

Este es un cambio importante después de meses y meses de alza en el dólar estadounidense a nivel global. Pero con las tasas de interés bajando, hay menos incentivo para mantener dólares en una cuenta de ahorros u otra que devenga intereses. Y así, las instituciones están sacando efectivo de estas cuentas y hacia lugares donde pueden proteger mejor su riqueza.

Y ahí, señoras y señores, es donde radica nuestra oportunidad.

¡Con la caída del valor del dólar estadounidense, la demanda de oro está aumentando!

No es nuevo. Es algo que vemos esto cada vez que el dólar estadounidense se debilita. En pocas palabras, se necesitan más dólares “débiles” para comprar una onza de oro. Entonces, un dólar débil conduce a un precio más alto para el oro.

En las últimas sesiones de negociación, hemos visto un alza en el precio del oro. Y a medida que el conocimiento sobre la correlación entre la guerra comercial, la economía de Estados Unidos, la Reserva Federal y el dólar débil sea algo que sepamos todos, veremos que el trading a su alrededor será mucho mayor.

El potencial explosivo del oro
Hoy en día, el precio del oro se ha recuperado a alrededor de USD 1.333 por onza. ¡Eso está muy por encima de los USD 1.280 alrededor de los cuales estaba flotando la semana pasada!

Pero si has seguido su tránsito, sabes que estamos muy por debajo del máximo de hace varios años.

En 2011, después de la última serie de recortes de tasas de la Fed, el precio del oro subió a un máximo de alrededor de USD 2.000 la onza.

Eso es más de 50% por encima del precio del oro de hoy.

Dada la alta probabilidad de una nueva serie de recortes en las tasas de interés y la cantidad de dinero que se moverá hacia el oro en los próximos meses, no me sorprendería en absoluto ver que el oro vuelva a subir hasta el nivel en torno a USD 2.000.

¡Y podría pasar muy rápido!

De hecho, dado el hecho de que en Estados Unidos ha habido cierta inflación desde 2011 (mis amigos en Argentina se reirían de nuestra “inflación”), podríamos ver que el oro en realidad se podría negocias significativamente por encima de los USD 2.000 por onza.

Así las cosas, éste no es el tipo de movimiento que deseas ver desde el margen. Es una oportunidad para aumentar tu riqueza significativamente incluso durante lo que puede ser un mercado turbulento para los inversores.

Si ya tienes algo de exposición al oro, ¡es una gran noticia! Este es probablemente un buen momento para agregar capital extra a tu posición para que puedas obtener mayores ganancias con el avance del oro.

Y si aún no has invertido en oro, ¡ahora es un buen momento para comenzar!

Esto podría transformarse en la diferencia entre mantener las pérdidas derivadas del retroceso del mercado o aumentar tu riqueza durante este período incierto.

Y definitivamente quieres estar en el lado de la creación de riqueza.

Pronto volveré con tres formas específicas a través de las cuales puedes aumentar tu exposición al oro y beneficiarte del avance.

Entonces, si eres nuevo en invertir en oro o si simplemente quieres ver qué opciones adicionales tienes para aprovechar esta oportunidad, ¡asegúrate de estar alerta a nuestros próximos envíos de El Inversor Diario!

¡Brindo por hacer crecer y proteger tu riqueza!


Zach Scheidt

Zach Scheidt es editor de Megacontratos. Después de trabajar en asesoras financieras y fondos de cobertura (en los que administró millones de dólares para sus clientes), decidió enfocarse en brindarle sus conocimientos exclusivamente a sus lectores.