Ya no es la guerra comercial lo que mueve a los mercados. Hoy buscamos otras razones y levantamos algunas advertencias de cara al futuro.

Por Greg Guenthner, desde Baltimore, Maryland

Esta semana la mayoría de los grandes medios financieros se apresuraron en achacar las fuertes ventas del martes y miércoles a los comentarios de Donald Trump sobre que Estados Unidos no está preparado para cerrar un trato con China. Pero la verdad es que no veo ninguna información nueva en el llamado “aumento de las tensiones comerciales”. Después de todo, el presidente estadounidense hizo comentarios similares sobre el tema en una conferencia de prensa en Japón durante el fin de semana pasado, y el mercado de valores tuvo ganancias moderadas durante la mayor parte del lunes.

Conclusión: no te dejes atrapar por las narrativas del mercado promovidas por los medios. Lo que sucede es que hoy son los vendedores quienes tienen el control, como lo demuestran los cierres de esta semana, que llevaron al S&P 500 a nuevos mínimos de dos meses. Como noté la semana pasada, el S&P se veía muy encaminado a probar el límite de 2.800 puntos.

Bueno, éste es el punto en el que estamos ahora: 

Una vez más, si el S&P no logra mantener la línea, su ruptura podría llevarnos a una prueba sobre el soporte de largo plazo en algún lugar del rango de 2.700-2.750.

Es algo para tener en cuenta.

Y hablando de acciones en problemas, dos de los principales fabricantes de automóviles del mundo están buscando fusionarse para apuntalar sus respectivos negocios.

Fiat Chrysler Automobiles NV y Renault SA están en tratativas para fusionarse en un gran conglomerado de automóviles “con el objetivo de enfrentar mejor la desaceleración de las ventas y el costoso desafío de los vehículos eléctricos y los autos que conducen por sí mismos”, según informó The Wall Street Journal.

Pero incluso los fabricantes de automóviles no tradicionales están enfrentando dificultades.

La última vez que revisamos a Tesla Inc. (NASDAQ: TSLA), las acciones acababan de romper por debajo del límite de USD 200 por primera vez desde 2016.

La situación no ha mejorado para el equipo de Elon Musk. La acción ahora está amenazando con recortar por debajo de USD 190 mientras se enfrenta a su cuarta semana consecutiva de pérdidas.

Mira este gráfico y la pregunta que lo acompaña: ¿será el último gran desafío para Tesla?

Tesla ahora se está acercando a lo que parece ser un nivel técnicamente significativo que actuó como un fuerte soporte luego de la recuperación de las acciones en 2013-2014. Sí, las acciones están profundamente sobrevendidas, pero este hecho no provoca compras de cara a futuro. Las acciones podrían caer mucho más lejos a medida que los rumores se avecinan y el pesimismo crece.

Recuerda, Morgan Stanley ya ha reducido su precio objetivo para la acción, que ya era bajo, de USD 97, a USD 10. Con un CEO impredecible en el timón y los problemas de gasto de efectivo que se meten más y más en escena, Tesla podría seguir siendo una acción tóxica durante bastante tiempo.

Es difícil encontrar algo positivo en la saga de Tesla en este momento. Pero tal vez algunos nuevos rumores de compra podrían retardar sus pérdidas.

¿Recuerdas los rumores de hace unos años sobre Apple comprando Tesla?

Ningún inversor racional los tomó en serio en ese momento. Pero la semana pasada, nos enteramos de que Apple Inc. (NASDAQ: AAPL) hizo un intento real de adquirir Tesla hace más de seis años, según Craig Irwin, de Roth Capital Partners.

Roth le confirmó a CNBC que Apple estaba dispuesta a pagar una prima por las acciones de Tesla, pero quería que Elon Musk se alejara de su función de CEO (lo que finalmente terminó sepultando el acuerdo).


Scott Galloway, profesor de negocios de la Universidad de Nueva York, predice que el acuerdo de Apple que nunca sucedió podría no ser la última vez que nos enteremos de que una empresa de tecnología va tras lo que queda de Tesla. Galloway ahora cree que un comprador aparecerá en la puerta de Tesla dentro de los próximos doce meses si la acción cae por debajo de USD 100, según informó Business Insider.

Luego de recibir una buena dosis de golpes últimamente, tal vez los ciegos optimistas que creen en Tesla finalmente obtendrán algo para animarse si un comprador ansioso cae en el regazo de Elon este año.

Cordialmente,

Greg Guenthner

Greg Guenthner  es editor de Estrategias Alpha. Sus análisis han aparecido en Forbes, Yahoo Finance y Bankrate, entre una larga lista de publicaciones. Greg es miembro de la CTM Association con el prestigioso grado de Chartered Market Technician.