Los commodities representan un segmento del mercado con alto potencial para el resto del año. Existe una manera ideal de aprovechar la tendencia.

Por Mike Burnick, desde Baltimore, Marylan

Ahora que hemos dejado atrás el primer trimestre de 2019, vale la pena analizar qué funcionó y qué no en los primeros tres meses del año, a fin de encontrar pistas que nos permitan capturar más ganancias en los meses por venir…

Y el día de hoy, haremos exactamente eso; además, te mostraremos un área del mercado de commodities que se está posicionando para capturar grandes ganancias a medida que nos adentremos al segundo trimestre. ¡Comencemos!

Como tal vez sepas, las acciones tuvieron un rendimiento estelar, con el índice S&P 500 escalando un 13% solo en estos últimos 3 meses. La realidad es que esta ganancia llegó después de la pérdida de casi el 14% vista en el último trimestre de 2018, por lo que muchos inversores aún no se han recuperado.

Mi opinión es que la gran recuperación de los commodities del primer trimestre de 2019 era de esperarse.

Este es un tema en el que vale la pena centrarse durante el resto del 2019. Después de varios años de rendimiento pobre, los activos duros finalmente están a punto de capturar ganancias colosales y duraderas.

La mayor ganancia de 3 meses vista en años

El Bloomberg Commodity Index, compuesto de 23 materias primas, escaló casi un 7% en el primer trimestre que finalizó en marzo. Esa es la mayor ganancia de tres meses desde mediados de 2016. En el siguiente gráfico encontrarás los activos duros de mejor rendimiento:

El petróleo crudo y la gasolina fueron los principales ganadores, con el crudo West Texas Intermediate (WTI) a la cabeza, yendo un 29% al alza. El níquel lideró a los metales industriales, con una ganancia del 21%, mientras que el zinc y el cobre registraron ganancias sólidas en el primer trimestre –un 20% y un 11% respectivamente.

Me parece razonable pensar que los metales industriales seguirán teniendo un buen desempeño, especialmente el cobre, a medida que cesen los miedos referentes al crecimiento global y la economía china retome su impulso.

Del mismo modo, al final de un ciclo económico, las reservas de petróleo y energía son activos con un excelente rendimiento. En un contexto de curva de rendimientos invertida, como por ejemplo la semana pasada, la energía es uno de los sectores con mejor desempeño del S&P 500.

Entre los commodities ganadores del 1er trimestre, los metales preciosos brillaron por su ausencia. El oro escaló un poco menos de un 1% en el primer trimestre, mientras que la plata cayó un 3%.

Sin embargo, este leve retroceso llega después de que los metales preciosos ostentaran ganancias importantes el año pasado. Por ello, anticipo un repunte muy pronto, gracias a la caída de las tasas de interés reales, como se puede ver en la tabla anterior, sumado a una caída del dólar.

El oro, y especialmente las acciones mineras de oro, tienen una correlación inversa muy estrecha con esos factores. Eso significa que cuando las tasas de interés reales van a la baja, como lo han estado haciendo desde el septiembre pasado, las acciones de oro van directo hacia arriba…

Ahora que la Reserva Federal claramente puso en pausa su política monetaria y que su próxima jugada podría ser un recorte a las tasas de interés, anticipo presión bajista tanto en los rendimientos de las notas del Tesoro como en el dólar.

¡Ambos factores son muy positivos para el oro!

Mike Burnick.