El mercado está complicado. Pero si las tensiones de la guerra comercial continúan aumentando y los inversores abandonan las acciones, podríamos observar que comienza a tomar forma un nuevo rally de oro.

Por Greg Guenthner, desde Baltimore, Maryland

A medida que avanzamos en el mes de junio disputando una guerra comercial en dos frentes, hagamos una pausa para observar dónde se encuentra el mercado después de uno de los peores resultados de mayo en años.

El lunes, Bloomberg reportó lo siguiente:“Con los libros ya cerrados, el S&P 500 ha entregado formalmente su peor retorno de mayo en siete años y el segundo peor desde la década de 1960, cayendo un 6,6%. Para los tecno traders que miran el Nasdaq 100, la experiencia fue solo un poco menos angustiante que los meses de caída de octubre y diciembre”.Míralo en el siguiente gráfico:

Tras la caída del viernes, los tres promedios principales han caído por debajo de sus respectivas medias móviles de 200 días. El S&P 500 ha quebrado los 2.800 a la baja y tendrá que caer un poco menos del 1% para traspasar sus mínimos de marzo.


Como mencioné un par de veces el mes pasado, el quiebre de S&P por debajo de 2.800 puntos probablemente conduciría a una prueba de soporte a largo plazo en algún lugar en el rango de 2.700–2.750. Si las tendencias recientes continúan sin ningún alivio, el índice podría romperse fácilmente por debajo de 2.700 antes del fin de esta semana.

Ahora, a medida que las acciones caen, el oro está ganando un nuevo impulso, ya que finalmente vuelve a superar los USD 1.300 la onza.

A pesar de la venta masiva de acciones globales y la escalada de la guerra comercial, el oro no ha sido capaz de proveer de un repunte prolongado, hasta ahora.

Los futuros de oro están marcaron tres días consecutivos de ganancias, saltando más de USD 10 a USD 1.326. Hace menos de dos semanas, discutimos cómo el drama de la guerra comercial que monopoliza los titulares financieros debería haber sido el momento para que el oro brillara.

Y tomó menos de tres días de trading para que el metal de Midas cambiara el patrón.

El oro ahora ha saltado USD 45 en los mínimos de la semana pasada. Y este rally coloca los futuros de oro justo por debajo de sus máximos de marzo.

El oro gozó de un comienzo impresionante en 2019. Pero no pudo aprovechar su impulso en el primer trimestre. Después de alcanzar cerca de USD 1.350 en febrero, el metal tuvo una tendencia a la baja durante más de tres meses. Cuando finalmente perdió por debajo de los USD 1.300 nuevamente en mayo y se hundió a nuevos mínimos de 2019, parecía que había pocas posibilidades de que apareciera un rally significativo en el corto plazo.

Pero si las tensiones de la guerra comercial continúan aumentando y los inversores abandonan las acciones, podríamos observar que comienza a tomar forma un nuevo rally de oro.

Cordialmente,

Greg Guenthner

Greg Guenthner  es editor de Estrategias Alpha. Sus análisis han aparecido en Forbes, Yahoo Finance y Bankrate, entre una larga lista de publicaciones. Greg es miembro de la CTM Association con el prestigioso grado de Chartered Market Technician.