Hoy en día, ganar dinero administrando tu propio negocio o invirtiendo en activos es más fácil que nunca, pero también es más fácil endeudarse, y esto pasa en casi cualquier lugar del mundo. Cómo salir de esta trampa y tomar el control. 

Por Nicolás M. Arieu

Que quede claro: esto no es una columna pesimista. La realidad es que no sabemos cuándo estallará esta burbuja. Además, no hay manera de saber con certeza lo que sucederá en el nuevo año.

Siempre que veo demasiada gente apostando por el mismo equipo, no puedo evitar subir la guardia. Antes todos estaban del lado de los alcistas. Pero ahora, parece que el mercado entero está poniéndose del lado de los bajistas.

Y como hemos aprendido por experiencia, las cosas pueden cambiar drásticamente de la noche a la mañana. Sin embargo, hay ciertas tendencias de 2018 que probablemente se trasladarán al 2019. Entonces, si te posicionas correctamente, éste podría ser tu mejor año hasta ahora.

1) Abraza la tecnología

Por mi parte, estoy entusiasmado por ver qué avances tecnológicos nos tiene este 2019. Para algunos, la tecnología no es más que un mal augurio, con el temor de que los robots reemplacen a los trabajadores humanos y recorten empleos. Pero para los emprendedores, la tecnología promete solucionar varios problemas y facilitar más que nunca administrar un negocio.

Para el emprendedor, una de las mejores formas de sobresalir este 2019 es usando la amplia gama de herramientas que prometen ayudar a mejorar o empezar su propio negocio. Asegúrate de que una tus promesas de año nuevo sea incorporar el aprendizaje y el uso de tecnologías en tu plan financiero.

2) Los pronósticos económicos de Donald Trump

2018 fue un año repleto de crecimiento económico importante en los Estados Unidos, el principal motor de la economía global. En gran medida, esto fue gracias a los recortes impositivos de Trump, a la confianza de los consumidores y a las empresas que reinvirtieron en sus negocios.

Según muchos economistas, en 2019 la economía bajará las revoluciones y, a medida que lleguen más y más obstáculos al ámbito financiero, el impacto de los recortes impositivos se hará menos notorio. Algunos economistas esperan más que una simple desaceleración, al punto de estimar un 50% de posibilidades de que haya una recesión en 2020.

Nuevamente, no podemos saber con certeza lo que sucederá, y las cosas siempre están sujetas a cambios drásticos. Es por eso que la mejor manera de atravesar este nuevo año es mantener una base sólida de conocimientos financieros. Toma control de tus finanzas ahora mismo y prepárate para un excelente año.

3) La deuda aumentará a un máximo histórico

La deuda de los países, las empresas y las personas lleva años creciendo. En Estados Unidos 2018 fue un año récord para la deuda de las tarjetas de crédito de los consumidores, y tengo la sensación de que el problema solo empeorará de aquí en más.

Según reporta NerdWallet en su análisis anual sobre la deuda en los hogares estadounidenses:

“Los saldos de las tarjetas de crédito acumulados mes a mes siguen en ascenso, y alcanzaron los US$420.220 millones a fines de 2018. Estamos hablando de un aumento de alrededor del 5% con respecto al año pasado. Y para los estadounidenses que tienen esa deuda en sus cuentas, el impacto es significativo”.

Hoy en día, ganar dinero administrando tu propio negocio o invirtiendo en activos es más fácil que nunca, pero también es más fácil endeudarse. Y esto pasa en casi cualquier lugar del mundo. Aun así, la deuda impagable es perfectamente evitable. No hay razón para pensar que no puedes saldar tus deudas y no volver a entrar en ellas. Recuerda las dos reglas para mantenerse lejos de deuda impagable: no uses tu tarjeta para cosas pequeñas y recuerda que el crédito no para de cobrarte si no lo pagas.

Empieza este 2019 con los ojos bien puestos sobre tus hábitos de gasto y deuda. ¿Tienes deuda del año pasado? ¿Qué planeas hacer para pagarla? ¿Está limpia tu cuenta? ¿Qué pasos planeas tomar para evitar deuda impagable? Hazte estas preguntas y prepara tu plan de acción con anticipación.

Ahora bien, ¿qué significa todo esto para ti? En lugar temblar de miedo o relajarte de más porque crees que todo saldrá bien, toma este 2019 por los cuernos. Empieza a elaborar un plan financiero sólido que puedas cumplir sin importar qué pueda pasar.

El primer paso es definir lo que esperas lograr este año. En mi experiencia, he descubierto que escribir mis metas físicamente es la mejor manera de convertir mis sueños en realidad. Al plasmar mi visión en el papel, ésta se vuelve una parte del mundo real, no solo de mi mente. Ni bien queda escrito, me comprometo de verdad.

Como sabemos, es muy fácil fracasar con nuestras metas del nuevo año. Es por eso que tienes que establecer objetivos que te posicionen para el éxito. Ahora más que nunca, es importante establecer metas “SMART” para el 2019.

Recuerda, los objetivos “SMART” son:

• Singulares

• Medibles

• Alcanzables

• Realistas

• con Timing

Si tus objetivos cumplen con esas cinco características, te será mucho más cumplirlos. Y no olvides que todas tus metas deberían llevarte poco a poco a cumplir una visión más amplia de tu objetivo central.

Otra forma de hacer que tus metas sean más fáciles de cumplir, es involucrando a otros. Ya sea que se trate de tu pareja, tus hijos, tus amigos o un mentor, no es mala idea encontrar un compañero que te ayude a apegarte a tus objetivos. Todos sabemos que es más fácil ir al gimnasio cuando un amigo nos acompaña. Lo mismo aplica para la libertad financiera real.

Una vez que tengas tus objetivos bien presentes, puedes comenzar a hacer una lista de lo que necesitarás para alcanzarlos. Puede que necesites un entendimiento más profundo del real estate. Tal vez te haga falta saber cómo invertir para obtener un flujo de caja. Si tienes bien claro dónde estás y adónde quiere ir, no debería ser difícil ver qué debes aprender para llegar allí. Tu primer paso será expandir tu conocimiento financiero.

Por qué soy optimista para 2019

Para muchos, este año estuvo lleno de altibajos. El auge de varias tecnologías disruptivas condujo a recortes laborales, sin mencionar la economía en recuperación de Estados Unidos, las turbulencias políticas, las tasas de interés más altas y otros temas.

Quienes terminaron el 2018 en la cima, fueron quienes gozaron de una sólida base de conocimiento financiero.

Hoy en día la educación financiera es más importante que nunca. En cada giro que dio la economía, en cada hazaña “imposible” que alguien cumplió, en cada tecnología asombrosa que revolucionó el mercado, los únicos que salieron adelante fueron quienes tuvieron una comprensión financiera profunda y la mentalidad correcta.

Mientras las masas entraban en pánico en cada revés, los que se encontraban encaminados hacia la libertad mantuvieron los ojos bien puestos en el largo camino que tienen por delante, sin vacilar ni permitir que los desafíos del día a día los disuadieran.

Cualquier cosa puede en este 2019. Para aquellos que ven el vaso medio vacío, eso podría ser un poco aterrador. Pero para el resto de nosotros, se trata de grandes noticias. Cualquier cosa puede suceder, como salir de la deuda, comenzar un negocio, dejar de ser un empleado y dar el salto hacia ser propietario e inversor, comprar tu primer activo y mucho más.

Si no has comenzado el viaje para alcanzar la independencia financiera, 2019 es el momento adecuado para ello. Está en ti aprovechar la oportunidad.

Saludos,

Nicolás Arieu

Nicolás M. Arieu es editor para Especulación Inteligente y Micromovimientos Millonarios para Estrategias Alpha en Agora Publicaciones.