La mentira de promediar abajo sólo causa dolor y sufrimiento. Y por cada rara ocasión en que funciona, te encuentras con diez fracasos.

Por Greg Guenthner, desde Baltimore, Maryland

Los brokers y asesores financieros le dan constantemente a sus clientes uno de los consejos de inversión más espantosos que pueda haber. Lo peor es que la mayoría de la gente lo cree, y desafortunadamente, inversores como tú han perdido millones de dólares por ese motivo.

Hoy aprenderás sobre cómo evitar ese grave error. También te mostraré un simple truco que podrás usar para limitar tus pérdidas y que te permitirá ganar más dinero en tus operaciones más rentables.

La mentira de Wall Street de la que hablo se denomina “promediar abajo”. Básicamente, se trata de comprar acciones adicionales de un papel cuando el precio de éste baja después de ya haberlos incorporado a tu cartera. El objetivo apunta a tratar de reducir el precio promedio que pagas por un grupo determinado de acciones.

Porque si una acción en particular te parecía atractiva a USD 50, de seguro te encantará a USD 35, ¿o no?

Incorrecto.

Desde mi punto de vista, en la mayoría de los casos promediar abajo lo que realmente significa es bajar en espiral…

Digamos que compras USD 10.000 de una acción que vale USD 10. Es una empresa que maneja una pequeña cadena de comida rápida. Tu investigación muestra que la compañía planea duplicar su número de restaurantes de 50 a 100 en los próximos tres años. Entonces, pones USD 10.000 en juego, esperando que las acciones aumenten a medida que la compañía se expande.

 

Desafortunadamente, la expansión no sale exactamente como estaba planeada. La economía se debilita y las ventas caen en las tiendas que ya existían. Los márgenes de la empresa se reducen a medida que los consumidores reducen sus gastos y exigen mayores descuentos. Finalmente, una pérdida en las ganancias hace que sus acciones se derrumben y pierdan el 50% de su valor en sólo un par de jornadas.

Entonces… pasó un año desde que compraste por primera vez tus 1.000 acciones. Ahora tus cotizan a USD 5 y tu inversión inicial de USD 10.000 ahora solo vale USD 5.000. Pero todavía te gusta la acción. Crees que la compañía enderezará el rumbo cuando mejoren las condiciones económicas.

Entonces, decides comprar otras 1.000 acciones, pagando solo USD 5 por acción esta vez. Puedes justificar fácilmente el movimiento. Al comprar otros 1.000 papeles has reducido tu precio promedio de entrada a USD 7,50 por acción.

Esto es lo que los asesores financieros te dicen que hagas. Se trata de esperar a que la acción vuelva a subir y listo.

Pero no es así como funciona el mercado. Promediar abajo es tirar buen dinero encima de mal dinero. De hecho, por lo general es una apuesta tonta y que en lugar de mejorar tu situación lo que estás haciendo es amarrar aún más dinero a una mala inversión. Usando nuestro ejemplo, en este caso tus acciones tendrían que duplicar su valor para volver a su precio de compra original. Y eso es después de que ya haya duplicado el tamaño de tu inversión inicial. Y ese dinero lo podrías haber usado en otras operaciones.

La mentira de promediar abajo sólo causa dolor y sufrimiento. Y por cada rara ocasión en que funciona, te encuentras con diez fracasos.

Es hora de romper el ciclo yendo en contra de lo que casi todos los asesores financieros han predicado desde siempre. En lugar de comprar más acciones de una acción cuando el precio baja, deberías promediar al alza.

En lugar de sumar más dinero a tus pérdidas, lo que debes hacer es sumar a tus posiciones ganadoras. Después de todo, ¿por qué no querrías comprar una acción que está subiendo?

Echa un vistazo:

Sé que esto puede sonar extraño. Pero es una estrategia que muchos traders e inversores exitosos han usado durante décadas (a pesar de que rara vez se menciona).

Si tienes motivos para creer que una tendencia continuará, puedes sumar acciones a tu posición ganadora varias veces. Solo asegúrate de limitar tu riesgo subiendo tu stop loss cada vez, lo que se conoce como “trailling stop loss”. De esta manera, no perderás dinero si las acciones caen inesperadamente por debajo de tu precio de compra más reciente.

El promedio funciona por dos razones clave. En primer lugar, estás creando activamente una posición en una acción ganadora. En lugar de observar de manera ociosa tus ganancias, estás aumentando tus ganancias moviendo dinero adicional sobre tus posiciones más fuertes.

También estás haciendo que tu dinero trabaje para ti en tus propios términos. Cuando aceptas la mentira de promediar hacia abajo, te ves obligado a expandir tu período de inversión y un año se termina convirtiendo en tres años. Después tres años se convierten en cinco años y antes de que te des cuenta, tienes una inversión de media década. Has arrancado lo que queda de tu pelo esperando que la maldita acción se equilibre.

Promediar al alza rompe este ciclo de decepciones. Y no es algo tan complicado. Si obtienes promedias al alza de forma constante, serás recompensado con ganancias más grandes y más rápidas.

Nunca más tirarás buen dinero encima del malo.

Cordialmente,

Greg Guenthner

Greg Guenthner  es editor de Estrategias Alpha. Sus análisis han aparecido en Forbes, Yahoo Finance y Bankrate, entre una larga lista de publicaciones. Greg es miembro de la CTM Association con el prestigioso grado de Chartered Market Technician.