Mientras los grandes de la Bolsa están en problemas, un pequeño nicho del mercado viene avanzando a paso firme.

Por Greg Guenthner

A pesar del repunte reciente, en términos generales las acciones van en picada –y por lo mismo los “todopoderosos” están discutiendo.

Con las acciones tecnológicas arrancando el segundo trimestre en un rojo cada vez más pronunciado, los héroes de Silicon Valley se están comiendo vivos los unos a los otros.

El CEO de Apple, Tim Cook, está aprovechando la baja de Facebook para atacar: en una entrevista reciente, Cook dijo que Apple podría capturar una cantidad importante de capital si monetizara la información personal de sus clientes, pero que optaron por no irse por ese camino.

El “Rey Zuck” no se quedó de brazos cruzados, tildando las palabras del CEO de Apple como “vacías” y defendiendo los deseos de su compañía de proveer un “servicio que ayuda a conectar el mundo entero”.

Es reconfortante darse cuenta de que los hombres de negocios más importantes del mundo se comportan como tú y yo. La élite tecnológica se volvió letárgica y conformista a medida que la suba prolongada del mercado llenaba de dinero sus bolsillos. Ahora las cosas se han puesto difíciles y sus acciones solo caen y caen.

Pero la pequeña discusión entre Tim y Zuckerberg en realidad no fue nada comparado con el “escándalo CEO” del fin de semana.

El mismísimo Elon Musk, de Tesla, pensó que sería buena idea participar en una bizarra broma del día de los inocentes: en una serie de Tweets, Musk anunció que su compañía se había declarado en bancarrota.

La tormenta de tweets terminó con una foto de Elon “desmayado” y “rodeado de botellas de ‘Teslaquila’, con las marcas de lágrimas secas aún visibles en sus mejillas.

Espero que solo estuviese soñando con tiempos mejores.

La gracia de Musk resulta especialmente pesada cuando consideramos las preocupaciones recientes sobre la salud financiera de Tesla,  la investigación por parte de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte sobre el mortal accidente del Tesla Modelo X y los reportes de que predicen que la compañía, una vez más, no podrá abastecer la demanda por los Modelos 3.

Sobra decir que los inversores no encontraron gracioso el chiste de Musk. Las acciones de Tesla fueron a la baja al comienzo de la semana y continuaron su descenso junto al mercado general. El papel estaba un 5% por debajo para cuando cerró el mercado.

Tesla y sus hermanas tecnológicas en descenso no son las únicas acciones cayendo en picada esta semana.

El mercado entero recibió un golpe para arrancar el segundo trimestre. El Nasdaq Composite encabezó esta baja, con una caída del 2,75%. El Dow Jones perdió más de 450 puntos. El S&P terminó la jornada por debajo de su media móvil de 200 días, a pesar de tener un osado rally al final del día.

Ahora que el S&P ha caído por debajo de su media móvil de 200 días por primera vez desde julio de 2016, anticipo que un poco de desesperación se filtrará a los mercados. Los medios financieros ya están comenzando a desgastar este tema, proponiendo cada escenario bajista que a uno se le podía ocurrir.

Mas la realidad es que a futuro, probablemente veamos un escenario doloroso tanto para inversores alcistas como bajistas. No me sorprendería en lo absoluto ver un mercado volátil y de subibaja ahora que nos adentramos al verano.

Nuestra meta en el futuro cercano será localizar las acciones y sectores que podrían sacarnos de este lío bursátil.

Las acciones tecnológicas fueron los líderes indiscutidos de la suba de 2017. Ahora que los inversores están abandonando estos nombres tecnológicos, necesitamos ver antes que nada quiénes serán los nuevos líderes de mercado que emergerán del desastre.

Es por eso mismo que tengo mis ojos bien puestos en este gráfico.

La línea roja representa el índice small-cap Russell 2000 desde el primero de marzo. La línea azul representa el Nasdaq Composite, un índice principalmente tecnológico. Incluso aunque el Russell ha caído en rojo, puedes ver con calidad que las acciones más pequeñas están comenzando a superar el rendimiento de los nombres más importantes de la tecnología que han dominado este mercado alcista.

Podríamos tener frente a nosotros los inicios de un enorme cambio en el mercado.

Si las acciones pequeñas continúan sacándoles ventaja a los peces gordos, el mercado podría revelarnos algunas oportunidades muy atractivas en las próximas semanas.

No te distraigas…

Greg Guenthner