Tomar los precios más bajos de las acciones como una oportunidad de compra es la forma profesional de invertir. Al contrario, vender cuando el pánico invade a los otros inversores es la forma amateur –y es algo que en el largo plazo te hará perder dinero. 

Por Zach Scheidt

Cuenta la leyenda que un tipo llamado “Canadá Bill Jones” fue el mejor jugador de naipes jamás visto en los casinos del Salvaje Oeste.

Podía vencer a cualquiera en cualquier juego. Y aunque dicen que en sus días mostró cierta generosidad con los menos afortunados, lo cierto es que cuando se trataba de sacarles dinero a los “tontos” de la mesa de póquer, era despiadado.

Se dice que el propio Jones dijo una vez: “es inmoral permitir que un tonto se quede con su dinero”.

Y esas palabras aplican a la perfección los tiempos que vivimos actualmente. De hecho, en este momento la mayor parte de Wall Street está metido en ese mismo negocio: aprovecharse de los tontos y quedarse con su dinero.

Es un concepto atemporal. Incluso el libro de Proverbios, en el Antiguo Testamento, afirma que “Un tonto y su dinero no tardan en separarse”.

Así que bien, ¿cuál es el mensaje de todo esto para nosotros, los inversores?

En síntesis: ¡No seas tonto!

Hoy quiero que echemos un vistazo rápido al mercado desde la perspectiva de uno de esos tiburones que cazan tontos. Si te pones en los zapatos de un inversor profesional y analizas lo que está pasando desde esa perspectiva, creo que verás con una mirada fresca lo que sucede en el turbulento mercado que tenemos hoy en día.

Y no sólo eso: creo que quedarás muy entusiasmado con la enorme oportunidad que nos está ofreciendo el mercado actual.

Wall Street está arreglado

Si te pusieran la tarea de crear un sistema que transfiera dinero de gente tonta a oportunistas profesionales, tu mejor opción simplemente sería copiar el modelo de la Bolsa estadounidense.

Tan solo mira cómo es el proceso de gran parte de los inversores…

Cuando el mercado cotiza al alza durante un período de tiempo prolongado, la gente escucha historias de cómo sus amigos están haciendo dinero. Da la impresión de que todo eso de las inversiones es “pan comido”. Y mientras más extendida sea el alza de la Bolsa, mayor es la atracción de los inversores tontos hacia las acciones.

En algún momento, generalmente cuando los precios de las acciones están cerca de su punto más alto, los inversores tontos entran de lleno al mercado. Reúnen todo el dinero que pueden y lo ponen en las acciones más populares de Wall Street.

Y entonces… sucede algo terrible.

Las acciones comienzan a caer.

Tal vez sea por los rumores de guerra comercial. Tal vez los inversores están preocupados por el aumento de las tasas de interés.

O tal vez uno de los gigantes tecnológicos más grandes del mundo advierta sobre resultados decepcionantes en el futuro.

¿Suena familiar todo esto?

Bueno, sea cual sea la razón, las acciones comienzan a ir a la baja. Y es ahí cuando los tontos entran en pánico.

En la mayoría de los casos, los inversores tontos terminan vendiendo sus acciones en el peor momento posible: cuando hay mucho riesgo de por medio y los precios son bajos.

Claro que todas las acciones que se venden terminan en manos de los inversores inteligentes, que estaban a la espera de una oportunidad como ésta para acumular acciones a precios de liquidación.

Ahora bien, ¿qué pasa una vez que el mercado rebota?

Simple: los tontos se lamentan y juran no invertir nunca más en la Bolsa. (Al menos hasta que las acciones suban lo suficiente como para sentirse cómodos nuevamente).

Mientras tanto, los inversores inteligentes cuentan su dinero a medida que el alza de la Bolsa les da ganancias.

Así que mi pregunta de hoy es… ¿de qué lado estás?

O más importante aún… ¿en qué lado del mercado te gustaría estar?

Tres razones por las que los profesionales adoran este mercado

Dudo mucho que los medios tradicionales te digan por qué este mercado está presentando hoy ofertas tan buenas. (O por lo menos no lo harán hasta que los tontos terminen de vender).

Por mi parte, haré lo contrario: hoy te daré tres razones por las cuales los inversores profesionales están felices de comprar ahora mismo acciones que están regaladas.

Razón # 1 – gasta menos, gana más: Cada vez que compras, hay dos factores que debes observar. En primer lugar, ¿qué estoy consiguiendo? Y segundo, ¿cuánto estoy pagando por ello?

Cuando inviertes en acciones de una compañía en particular, estás adquiriendo una pequeña parte de la firma en cuestión. Sin embargo, lo que es más importante, estás comprando los derechos a parte de las ganancias que genere la firma en el futuro.

Por lo tanto, cuando compras acciones la gran pregunta que deberías hacerte es cuánto estás pagando por las ganancias futuras que estás comprando. 

Hoy en día, los inversores que están en el mercado estadounidense pagan alrededor de US$ 16 por cada dólar de ganancias anuales que generan las firmas en las que invierten. ¡Desde hace casi dos años que no veíamos precios tan bajos por esas ganancias!

Razón # 2 — más ganancias a futuro: Hay demasiados inversores tontos que se pasan los días pensando en el pasado, en lugar de anticipar las ganancias que las empresas generarán en los próximos trimestres.

¡Eso es un gran error!

FactSet, una firma de investigación, estima resultados positivos para los reportes de ganancias del cuarto trimestre, que llegarán en las próximas semanas. Las empresas no solo gozarán de tasas impositivas más bajas, sino que la poderosa tendencia en el gasto de los consumidores estadounidense también debería genera crecimiento en las ganancias de las compañías con operaciones en este mercado.

En pocas palabras, mayores ganancias impulsarán de forma natural a las acciones.

Razón # 3 – ingresos constantes a menor precio: Como sabes, me encantan las acciones que pagan dividendos fiables. Esos dividendos nos ayudan a cubrir los gastos de todos los días, o simplemente puede ser utilizado para reinvertirlo en nuevas acciones, dándonos aún más ganancias.

Dado que los precios de las acciones han retrocedido, en este momento puedes obtener más ingresos a la vez que gastas menos en las acciones que pagan dividendos.

¿Entiendes lo que digo? ¡Más ingresos por menos dinero!

¿A quién no le gustaría eso?

Se trata de uno de los beneficios más importantes que los inversores obtienen de un retroceso en la Bolsa. Sin embargo, hay muy pocos inversores inteligentes que realmente piensan en obtener más ingresos por menos.

Es por eso que durante las próximas semanas, planeo invertir constantemente más dinero en este mercado, aprovechando los precios más bajos de las acciones.

Ahora bien, eso no significa que espero que el mercado dé un giro mañana o pasado mañana. No puedo determinar con exactitud cuánto falta para que las acciones comiencen a escalar de nuevo.

Lo que sí puedo decirte es que tomar los precios más bajos de las acciones como una oportunidad de compra es la forma profesional de invertir. Por otro lado, vender cuando el pánico invade a los otros inversores es la forma amateur de invertir –y es algo que te hará perder dinero a largo plazo.

Por más ingresos,

Zach Scheidt,

Zach Scheidt es editor de Estrategias Alpha. Es el creador de una estrategia revolucionaria llamada Ingresos Instantáneos, a partir de la cual es posible recibir pagos periódicos del mercado.