Una vez que estés preocupado, podrías estar preparado. Si estás preparado, serás uno de los que sobreviva, pase lo que pase. Hoy analizaremos la cruda realidad.

Por Jim Rogers

Estamos inmersos en una guerra comercial que acaba de escalar nuevamente, el Brexit continúa sin resolverse, las economías en todo el mundo se están desacelerando, las personas están buscando respuestas en el socialismo y las tensiones geopolíticas están aumentando en Europa, Asia y Oriente Medio.

Ésas son solo algunas de las preocupaciones a tener en cuenta.

Porque en los próximos dos años, todo se va a poner mucho peor.

A medida que las economías empeoren, habrá más disturbios sociales, más personas enojadas y políticos enloquecidos. Por supuesto que alguien intentará venir con un caballo blanco para salvarnos a todos, pero eso suele empeorar las cosas.

En este momento nos encontramos en un punto donde todo parece estar acelerándose. Las personas de todo el mundo están muy disgustadas con lo que está ocurriendo. Si miras la historia, existen muchas similitudes entre la actualidad y los años 20 y 30 del siglo pasado. Fue entonces cuando estalló el fascismo y el comunismo en gran parte del mundo. Y mucho de esto comenzó a aparecer nuevamente.

Cuando suceda, los bancos centrales imprimirán aún más dinero. Y eso puede impulsar los mercados en el corto plazo. Pero no en el largo plazo.

Tenemos una economía extraña, en Estados Unidos y el mundo entero. A nivel global los mercados parecen estar bien, pero debajo de la superficie se esconde la debilidad. Muchos mercados alrededor del mundo están yendo hacia abajo. Y la verdad es que una recesión global podría comenzar pronto, si es que no está ya empezando.

Porque las recesiones generalmente solo se identifican varios meses después, si no más.

El problema de la deuda
Tuvimos un problema en 2008 debido a las enormes cantidades de deuda a nivel nacional y global. Pero ahora los niveles de deuda son asombrosos, mucho más grandes en comparación con 2008. Y los peligros son ahora incluso más grandes que en 2008.

Si nos fijamos en las últimas burbujas, la Reserva Federal de Estados Unidos al menos tuvo la capacidad de bajar las tasas del 6% o del 5% a cero. Pero ahora solo tiene la mitad de espacio, si es que tiene eso. La verdad es que la Fed no sabe lo que está haciendo. Todo esto es un experimento y habrá profundas consecuencias de este gigante experimento delirante.

Irónicamente, con las tasas de interés aún negativas en algunos lugares del mundo, los inversores han puesto su dinero en Estados Unidos porque piensan que el dólar es un refugio seguro y al menos todavía hay rendimientos para obtener. Pero la historia muestra que esto no es sostenible.

En la década de 1920, Estados Unidos tuvo que aumentar las tasas de interés debido a la situación de la deuda en Europa después de la Primera Guerra Mundial. En ese momento el mercado de valores estadounidense se disparó, sobre-apreciándose debido a que el dinero fluía en una única dirección, desde Europa a Estados Unidos.

Hasta que de pronto la burbuja estalló.

Después vinieron la Gran Depresión, el fascismo y el comunismo.

Aunque sé que cada situación es diferente y que no se pueden trazar paralelos exactos entre diferentes eras “la historia no se repite, pero rima”, decía Mark Twain.

Y hay mucha sabiduría en esas palabras.

Estoy muy preocupado porque lo que enfrentamos actualmente puede empeorar más que lo que la mayoría de nosotros hemos presenciado en nuestras vidas. Y el mundo puede estar jugando los descuentos antes de llegar a una crisis de esa magnitud. A lo largo de la historia, hemos tenido períodos de crisis severas. Y no me refiero a crisis como la de 1968 o 2008, por ejemplo. Me refiero a crisis graves con quiebras generalizadas, desempleo masivo, la aparición de dictadores y hasta guerras.

Estados Unidos es la más grande nación deudora en la historia del mundo. Y las deudas son cada vez más altas. El Reino Unido tiene enormes deudas gubernamentales, enormes desequilibrios en su balanza comercial, y ahora están tratando con el Brexit. Eso va a causar muchos problemas dentro del Reino Unido debido a todas las tensiones que se están acumulando. España tiene problemas. Italia tiene grandes problemas con sus bancos. Alemania tiene problemas. China tiene un problema masivo de su deuda. “Japonificación” ha llegado a convertirse en una palabra en el mundo académico.

La verdad es que hay pocos puntos brillantes en este panorama.

Las sociedades de todo el mundo ya se están desmoronando, o están cerca de hacerlo. Observemos el movimiento de protesta en Francia, por ejemplo, o los incidentes de disparos en masa en todo el mundo. Y mira lo que está pasando en Venezuela en este momento. La gente está literalmente muriendo de hambre. Incluso las necesidades más básicas de la vida son imposibles de ser cubiertas.

Los gobiernos solo lo empeoran porque no saben lo que están haciendo, sobre todo Estados Unidos. Y lo cierto es que lo que estamos viendo en Venezuela ha sucedido en muchos países a lo largo de la historia. Les ha pasado a muchos países en el último siglo, esto no es algo que sucediera hace 500 años.

Por ahora lo único claro es que los desequilibrios se están acumulando hasta tal punto que no pueden continuar por mucho más tiempo.

Y como ahorristas e inversores debemos estar preparados.

Jim Rogers