Comprar a la baja correctamente toma cierta planificación y disciplina, pero si te tomas un poco de tu tiempo para planear tus “jugadas de rebotes”, sólo el cielo es el límite a la hora de las ganancias. 

El día de hoy me gustaría ahorrarte unos malos ratos y enseñarte cómo invertir en las bajas de forma exitosa (y segura).

Para ese fin he armado una lista de tres reglas que tienes que dominar.

Estas reglas no solo te ayudarán a darte cuenta de cómo extraer el significado real del lema peor utilizado del mercado, sino que también te mostrará exactamente cómo evitar errores y llevar adelante el trade perfecto.

Comencemos…

1. No atrapes cuchillos en caída libre

Solo porque una acción haya caído NO significa que ahora esté en un rango aceptable de compra.

Si comprar en las bajas fuese tan sencillo como encontrar una acción cuya cotización ha caído bastante, comprarla y esperar a hacer dinero, entonces no estarías leyendo esta nota. Seguramente estarías tradeando en tu propia isla privada en el Caribe.

Así que cuando tengas intención de invertir en una baja, no persigas una acción cuyo gráfico de rendimiento no es más que un auténtico desastre…

¡Mira nada más ese gráfico tan terrible! Invertir en esas “caídas” solo te habría generado ansiedad y pérdidas.

Solo porque una acción haya tenido una baja, no significa que ahora vaya a escalar exponencialmente.

2. Encuentra un ganador del juego al largo plazo

Hablemos ahora del próximo paso: encontrar una acción que efectivamente tenga buenas probabilidades de escalar desde esos terribles mínimos.

Entonces, estás buscando estabilidad y una tendencia sólida. Es tan fácil como tomarse 30 segundos para sacar un gráfico del rendimiento de los últimos dos años de una acción que te interese.

Si el gráfico tiene una diagonal que va de la parte inferior izquierda hacia la superior derecha, tienes algo entre manos. No hacen falta análisis súper técnicos ni nada por el estilo.

Tu mejor opción aquí es apostar por una acción que haya probado ser confiable y que tenga probabilidades relativamente altas de mantener su tendencia alcista.

Por otra parte, probablemente sea una mala idea invertir en las bajas de alguna acción basura enteramente especulativa. Ése es el tipo de inversiones que fuerzan a los traders a comprar y vender antes de perder la mitad de su dinero en una sola fluctuación.

Eso no es comprar en la baja –es un desastre en progreso.

3. Verifica el rebote

Ya descartaste todos los cuchillos en caída que encontraste, y por fin encontraste un papel que te agrada y que tiene una tendencia alcista de largo plazo. ¡Ahora resta determinar cuándo debes hacer la compra!

Sin duda, la parte más importante de este proceso.

Pero aquí hay un detalle, y no tiene que ver con acciones cayendo desenfrenadamente…

No puedes nada más invertir en la baja así como así. Tienes que esperar que se dé el rebote indicado antes de comprar tus acciones.

Y así es cómo eso se consigue:

Primero, necesitas tener una idea de hacia dónde debería rebotar la acción que te interesa.

¿Cómo defines eso?

Puedes poner un nivel límite que te interesa o emplear una media móvil que se ajuste a la tendencia –lo que te sirva más.

¿Recuerdas el gráfico del SPDR S&P Biotech ETF (NYSE:XBI ) que vimos ellunes pasado?

Veamos de nuevo cómo este ETF está rebotando desde su media móvil de 50 días:

Como verás, el XBI no siempre rebota perfectamente desde su media móvil de 50 días. Pero no necesitas perfección. A veces, las acciones rebotarán desde tu línea de tendencia o media móvil. En otros casos, excederá tu límite o rebotará antes de que alcance tu nivel mínimo.

La clave está en observar y esperar. Y tomar lo que el mercado te ofrece.

El paso final es esperar a que un día la acción cierre por encima del nivel al que abrió. De esa manera sabrás que estas invirtiendo en una baja que se está convirtiendo en un rebote real, en lugar de un paso en falso potencialmente peligroso.

Ahora tienes una buena idea de cómo invertir en las caídas y conseguir ganancias constantes gracias a ellas.

Esto toma cierta planificación y disciplina, pero si te tomas un poco de tu tiempo para planear tus jugadas de rebotes, tendrás muchos más chances de eliminar parte de las perdedoras.

A l contrario, en lugar de esto último tendrás una verdadera oportunidad para conseguir la acción que quieres al mejor precio posible, todo sin exponerte a mucho riesgo innecesario.

Saludos,

Greg Guenthner