La adquisición de Allergan por parte de AbbVie marca la cancha de algo que sin duda seguirá sucediendo en el mundo de las grandes compañías farmacéuticas: los peces grandes se comerán a los más pequeños, pagando mucho por cada operación.

Por Ray Blanco, desde Naples, Florida

Tal vez fue el gran anuncio del primer semestre del año, y llegó justo cuando éste estaba por terminar: AbbVie (NYSE: ABBV) sorprendió a todos con el anuncio de que compraría a AllerganPlc (NYSE: AGN), el fabricante del popular Botox.

El negocio está valuado en USD 63.000 millones y le otorgaría a AbbVie un control en la participación de una compañía que fabrica uno de los productos cosméticos médicos más populares jamás creados.

Los detalles del acuerdo son los siguientes…

Los accionistas de Allergan recibirán 0,8660 acciones de AbbVie y USD 120,30 en efectivo por cada acción de Allergan. Esto, según informó Reuters, coloca las acciones de AGN en un valor de USD 188,24 por papel.

AbbVie, el fabricante de Humira, ahora tiene dos terapias de altísima demanda en su arsenal.

Las ventas totales de Humira alcanzaron casi USD 20.000 millones el año pasado. Por su parte, Medtechy informa que Allergan acumuló USD 880 millones en ventas a partir de su marca ancla en 2018 (se denomina marcas anclas a las firmas que, por su gran reconocimiento y aceptación se convierten en una especie de imán de las preferencias de los potenciales compradores de un determinado bien y/o servicio).

Mira el siguiente gráfico, que desglosa los ingresos de Allergan:

En totalla firma generó USD 15.800 millones en ingresos netos el año pasado.

Con todo esto, la noticia refuerza una tendencia biotecnológica en la que vengo enfatizado este año.

Las biotecnológicas más pequeñas serán absorbidasa diestra y siniestra. Y quienes compren oportunamente también podrían obtener ganancias a diestra y siniestra.

Así es como vamos a jugar a este juego.

Ganancias de combustión lenta

AbbVie necesitaba con urgencia un impulso en su línea de productos. Humira es una de las drogas más exitosas de la historia, pero enfrenta una dura competencia de parte de sus rivales europeos y los ingresos provenientes de su medicamento de bandera han disminuido recientemente.

El negocio tiene sentido. Pero como suele suceder con las grandes adquisiciones, AbbVie (el comprador) sufrió una linda caída en el valor de sus acciones.

El día del anuncio, las acciones de AbbVie bajaron casi un 15%:

Wall Street detesta que las empresas gasten dinero, incluso cuando esto sea algo positivo de cara al largo plazo.

Los que mantuvieron la mente fría, aprovecharon el rebote después.

Porque si bien a USD 188 por acciónAbbVie está pagando una prima por AGN, al sumar a Botox a su línea de productos gracias al acuerdose han dado a sí mismos la cobertura perfecta ante la caída de ventas de Humira.

Al largo plazo, nos gusta mucho este movimiento. Y los miserables “centaveros” de Wall Street están reaccionando exageradamente al precio de USD 63.000 millones.

Es casi como si Wall Street olvidara que Pfizer casi gastó casi USD 160.000 millones en Allergan hace unos años.

USD 63.000 millones no es nada en comparación con eso.

Pero sacaremos ventaja a partir de los temerosos. Deberías considerar comprar acciones de AbbViea precio de descuento y mantenerlas hasta que los ingresos de Botox comiencen a llenar sus cofres.

Tienes que actuar rápido en AGN

El día de la apertura después del anuncio, AGN subió casi un 30%. Y esta semana ha continuado creciendo hasta casi alcanzar los USD 170.

Pensando en que el acuerdo se hizo por UD 188,24, todavía hay espacio para crecer. Pero tienes que actuar rápido.

Ahora… también ten cuidado.

Si los precios se disparan cerca del punto de precio de USD 188, puede ser demasiado tarde para anotarse las ganancias.

Las biotecnológicas de mediana y pequeña capitalización se encuentran en una posición privilegiada para la adquisición, ya que las grandes farmacéuticas están luchando con fuerza por diversificar sus carteras de productos. Esto está abriendo la puerta para jugadas como ésta.

Ray Blanco

Ray Blanco es editor de Especulación Inteligente en Agora Publicaciones. Diseñó y manejó el sistema de redes de una de las firmas de gestión de capital privado más exitosas de Estados Unidos. Estando allí, se metió de lleno en los mercados, trabajando mano a mano con inversores de clase mundial. Hoy en día, se dedica a buscar las mejores oportunidades del mercado en los sectores de vanguardia de la tecnología.