Una ola de fusiones y adquisiciones en la industria de las comunicaciones nos sirve como ejemplo para analizar el fenómeno y apostar a grandes ganancias.

Por Zach Scheidt

La industria de los medios está navegando sobre una ola de fusiones que se encuentra en su mejor momento.

La última perla vino de parte de Disney, que ya alcanzó un nuevo acuerdo para hacerse de 21st Century Fox.

Un acuerdo que se dio justo una semana después de que un fallo judicial autorizara la fusión de AT&T con Time Warner, un hecho que muchos consideran como el detonante de toda esta ola de acuerdos de adquisición.

En el momento en que se emitió el fallo, Comcast estaba preparando un acuerdo por US$ 52.400 millones de dólares para comprar los activos de 21st Century Fox, y luego subió la oferta hasta US$ 65 mil millones para evitar que Disney hiciera una oferta competitiva.

Pero luego Disney anunció un nuevo acuerdo por más de US$ 70 mil millones.

¿Y qué significa todo esto para ti?

Bueno, si las grandes empresas quieren seguir siendo relevantes y competitivas dentro de su industria, una de las maneras más fáciles de crecer rápidamente es comprar una compañía más pequeña.

Esto tiene mucho sentido, porque cuando una gran empresa adquiere un rival más pequeño, a menudo puede esparcir esos nuevos activos a través de su negocio existente.

En el caso de las compañías de medios, comprar una compañía de contenido más pequeña les permite vender el contenido a una audiencia MUCHO MÁS grande. Y eso significa mayores ganancias muy rápidamente.

Lo mismo puede ocurrir en el caso de la ropa, donde una gran empresa puede usar sus grandes instalaciones de fabricación para producir más prendas, y vender la ropa a través de una red más amplia de tiendas minoristas…

Puede suceder en la industria de servicios donde una compañía de software puede adquirir una aplicación determinada y luego ofrecerla a su base de clientes existente.

Las fusiones tienen mucho sentido en una economía fuerte que está creciendo, como es Estados Unidos hoy.

Pero lo mejor de todo es que, como inversores, podemos ganar mucho dinero si tenemos acciones de compañías que es probable que sean compradas por un rival más grande.

No de la grande, de la pequeña.

Porque cada vez que se anuncia un acuerdo de adquisición o takeover, la gran empresa tiene que pagar un precio superior para convencer a los accionistas existentes de que vendan. Exactamente de la forma en que Disney tuvo que pagar más de US$ 70 mil millones para que 21st Century Fox aceptara su oferta.

Y ésta es la metodología fundamental detrás mi servicio “Megacontratos”.

Acá utilizo un sistema propio que viene de mis días como gestor de fondos de cobertura, para reducir la cantidad de takeovers más probables y comprar acciones antes de que la empresa sea adquirida.

Y como dije, debido a que las compañías como Disney deben pagar un precio superior para convencer a los accionistas existentes de que vendan, los inversores como tú pueden obtener enormes beneficios rápidamente.

El tema es saber cómo pararse.

Zach Scheidt,

PD: Si quieres saber más sobre cómo funciona mi estrategia para adelantarse a un takeoverte invito a hacer click acá.

Zach Scheidt es editor de los servicios Megacontratos e Ingresos Instantáneos (parte del servicio premium Estrategias Alpha) para Agora Publicaciones.