Algunas FANG ahora son zombis buscando volver al mercado. Pero el mercado está armado y ya no soportará nuevos ataques. 

Greg Guenthner

Una de mis predicciones más osadas para este 2018 fue que los vientos a favor de las acciones FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google) terminarían este año.

“Estas acciones dejarán de dispararse a nuevos máximos todos los meses”, dije en diciembre del año pasado. “El rendimiento de algunas de ellas incluso podrían quedar por debajo del promedio de los principales índices bursátiles”.

Ahora bien, que quede claro: no estaba diciendo que los nombres más populares de Wall Street se estaban dirigiendo directamente a un precipicio. Lo que ocurre es que a fines del año pasado invertir en estas compañías FANG se había convertido en una estrategia de inversión “segura”.

Y lo “seguro” siempre es peligroso.

Entonces en vista de que en 2017 todos habían ganado con la nueva moda del mercado, pensé que sería momento de que el mercado tomase revancha y le pusiera las cosas difíciles a los trades FANG.

Recuerda: invertir en 2017 fue sumamente fácil. Lo único que tenías que hacer era poner tu dinero en una de las acciones tecnológicas importantes y esperar a que las ganancias llegaran a tu cuenta.

Mira nada más los retornos anuales:

Ahora bien, ¿realmente se le acabaron las cosas fáciles a este selecto grupo de acciones tecnológicas?

No exactamente.

De hecho, Netflix y Amazon tomaron más velocidad este año. ¡Las acciones del coloso de Jeff Besos han escalado un 38% en lo que va de 2018, mientras que el gigante del streaming reporta un alza impresionante de 82% año a la fecha!

Mientras tanto, Facebook y Google se han alineado más con los índices. En vez de catapultarse todas las semanas, estas acciones se han mantenido neutrales. Facebook reporta ganancias año a la fecha de poco más del 5%, mientras que Google no ha crecido sino un 1% en lo que va de 2018.

En vez de quedar por debajo del rendimiento del mercado como un todo, las FANGs están separándose y tomando sus propios caminos.

¿Será que la fiebre por fin llegó a su fin?

¿Será que la nueva moda del mercado desaparecerá antes que lleguemos a año nuevo? Tendremos que esperar y ver.

En el futuro cuando busquemos las señales que predijeron la caída de las FANGs, el primer evento resaltará por sobre el resto será el lanzamiento de los futuros del índice “NYSE FANG+”. Este instrumento filtraba todo lo innecesario y nos permitía operar las acciones más populares del mercado en una única y simple inversión. Las FANG se volvieron un índice propio con sus propios contratos de futuros y todo.

El año pasado dije: “si las FANG comienzan a caer por el camino de los retornos mediocres, podremos culpar el lanzamiento de los futuros del Índice FANG+ por la caída de los gigantes tecnológicos”.

Aclaro: en ese entonces no hablé de ningún tope específico ni de ningún límite para las populares acciones tecnológicas. En la vida real, los límites de mercado son prácticamente imposibles de predecir. Lo único que podemos hacer es relacionar las causas que llevaron a la cúspide una vez que la tormenta haya pasado.

Pero como señalé en diciembre, muchas de estas acciones exitosísimas entrarían bajo presión este 2018 solo por el hecho de que les había ido tan bien. Facebook y Google siguen recibiendo mala publicidad con las preocupaciones del público por el manejo de sus datos privados. Este año, la acción de Tesla está colapsando y Elon Musk está perdiendo la cabeza. En pocas palabras, hace ya tiempo que deberíamos haber visto una baja. El visto bueno del público nunca es permanente, incluso para las compañías más populares.

Sin embargo, los dioses del mercado nos han dado un regalo espectacular. El año pasado disfrutamos de condiciones de trading casi perfectas. Los índices más importantes ni siquiera reportaron un retroceso del 5% y el miedo y la volatilidad habían desaparecido.

Pero después de que la corrección de febrero cayera como un yunque sobre las acciones, hemos tenido la oportunidad de ver más allá de las “imbatibles” FANGs y encontrar las jugadas de las que nadie está hablando. El mundo de las inversiones tomó a estas acciones populares y las unió en una sola.

Como señalé el año pasado, mi instinto contrario me dice que es hora de que estas acciones vuelvan a separarse. Facebook y Google de hecho ya salieron de nuestra lista de “acciones excepcionales”. Ahora solo resta mantener un ojo abierto mientras esperamos que aparezcan las próximas acciones que tomarán el lugar de las FANG.

Saludos,

Greg Guenthner

Greg Guenthner es editor de Especulación Inteligente para Agora Publicaciones.