A medida que se abran nuevos mercados, las compañías más competentes del sector generarán las mejores oportunidades para capturar ganancias de esta tendencia.

Por Ray Blanco

Los dominós siguen cayendo en la lucha por la legalización de la marihuana a nivel nacional en los Estados Unidos.

La semana pasada los gobernadores de los estados de Connecticut e Illinois afirmaron de forma paralela que estos estados debían incluir la legalización del cannabis entre sus planes para impulsar sus ingresos, lo que a su vez les permite lidiar con los déficits presupuestarios estatales.

Eso tal vez tenga algo que ver con que California acaba de reportar que en 2018, el cannabis legal le generó ganancias de US$ 300 millones, cifra que probablemente crecerá drásticamente con el paso del tiempo.

De hecho, aun cuando el proceso de implementación de marihuana legal fue bastante torpe en California, eso no le impidió al mercado de cannabis legal prosperar; una vez que los reguladores resuelvan los problemas logísticos, lo más probable es que este mercado se dispare más alto.

Sin embargo, el mensaje aquí es claro: en lo que refiere al capital gubernamental, la marihuana legal es prácticamente una fuente gratuita de ingresos fiscales.

Según el nuevo gobernador de Illinois, J.B. Pritzker:“Creo que deberíamos hacer esto por nuestro estado, debido al impacto positivo que tendrá en materia de justicia penal y social, así como los empleos que creará. Y seamos honestos, nos guste o no, el cannabis está disponible al público ahora mismo. Preferiría que el estado lo gravara y regulara, en lugar a prohibir su uso y accesibilidad”.Y es probable que Pritzker y los otros líderes de ese estado se den cuenta de algo más…

Illinois comparte fronteras con Indiana, Kentucky, Iowa y Wisconsin –estados sin marihuana legal, médica o de otro tipo. Eso significa que el estado ahora tiene la oportunidad de explotar al máximo el “turismo de cannabis”, pues los residentes de jurisdicciones vecinas cruzarán la frontera para hacerse con su parte del botín verde.

Mientras tanto, Connecticut tiene el problema opuesto…

Al norte, Massachusetts ya ha legalizado la marihuana recreativa. Al este y al oeste, los gobernadores de Rhode Island y Nueva York han dicho que están próximos a hacer lo mismo.

Si los legisladores de Connecticut pretenden evitar que sus vecinos se lleven millones de dólares en impuestos, más les vale comenzar a trabajar en función de la legalización, y rápido.

Todos estos factores juegan fuertemente a favor de tus posiciones del mercado de la marihuana legal.

A medida que se abran nuevos mercados, las compañías más competentes del sector generarán las mejores oportunidades para capturar ganancias de esta tendencia.

Los dominós están cayendo, y estamos en una posición privilegiada para hacernos con nuestra porción del pastel.

Tilray hoy: ¿Comprar o vender?

2018 marcó un antes y un después para las acciones de marihuana.

Se cerraron acuerdos colosales, muchas compañías nuevas llegaron a la Bolsa, las tendencias de breakouts alcistas se hicieron sentir y muchísimas jurisdicciones legalizaron finalmente la planta.

¿Significa esto que las increíbles ganancias vistas en los últimos años ya se han acabado? ¡Para nada!

Anticipo que este 2019 fácilmente podría eclipsar las fortunas obtenidas hasta ahora del mercado legal del cannabis.

Es por eso que hoy quiero hablar de Tilray (NASDAQ: TLRY). Esta es una de las firmas de cannabis más explosivas del mercado, y sus ganancias deberían crecer a paso firme.

De hecho, las noticias más recientes podrían desencadenar un alza repentina incluso hoy mismo.


Cuando recomendamos por primera vez darle un vistazo a Tilray, la compañía acababa de debutar en el Nasdaq, por allá en 19 de julio de 2018.

En ese entonces nos gustaban los fundamentos de la firma y el hecho de que estaría disponible incluso para inversores no especializados, pues era una acción del Nasdaq. Nos gustó también el modelo de negocio de la compañía y sus flujos diversificados de ingresos.

Siguiendo nuestros propios consejos para las IPO, sugerimos esperar al menos un mes para que los precios se estabilizaran.

Y de repente, todo tenía sentido.

Esto nos dio una posible fecha de entrada a esta posición con Tilray: el 20 de agosto de 2018, a un precio de US$ 31,45.

Todos sabemos lo que sucedió después… el 19 de septiembre las acciones se catapultaron, tocando brevemente los US$ 300, antes de regresar a tierra a alrededor de los US$ 120–130.

El enorme sell-off de fines del año pasado llevó a una corrección poderosa para Tilray desde esos niveles. Sin embargo, si hubieses seguido nuestro consejo, incluso a los precios actuales de alrededor de los US$ 80, podrías haber capturado ganancias de aproximadamente el 157%.

La pregunta ahora es, ¿hacia dónde irá Tilray?

En pocas palabras, la respuesta es “hacia arriba”…

En enero, Barron’s reportó que los analistas de Piper Jaffray apuntaban a un “mercado a corto plazo para los productos legales de cannabis de US$ 15–50.000 millones anuales… con ventas globales que aumentarán a largo plazo a los US$250–500.000 millones”.

El informe señala específicamente que Tilray tienen un 30% de potencial alcista.

Se trata de una posibilidad muy realista, dada la cotización actual de las acciones.

Anteriormente mencioné que consideraría a Tilray una buena inversión por hasta US$ 100. Un aumento del 30% con respecto al precio de apertura de hoy se traduciría en una cotización de aproximadamente US$ 105.

Considerando este gráfico, me gusta cómo se ve la firma.


Podemos ver que Tilray está contrayéndose, entrando en un patrón “coil”, después de una tendencia bajista significativa. Por lo general, cuando vemos este tipo de movimientos en un gráfico de precios, hay una posibilidad del 50/50 de que el papel tenga un breakout alcista.

Sin embargo, he aquí la verdadera razón por la que me mantengo optimista sobre las posibilidades de la compañía: Tilray es un favorito de los especuladores y su cotización fluctúa rápidamente cuando llegan noticias importantes.

Y resulta que tenemos algunas noticias de última hora sobre la compañía.

Según un comunicado de prensa reportado por Marijuana Business Daily:“El gigante del cannabis, Tilray se está expandiendo al mercado de los alimentos naturales, gracias a una adquisición de Manitoba Harvest, una compañía de alimentos de cáñamo, por C$419 millones (unos US$ 319 millones) en dinero y acciones, todo en un esfuerzo por capitalizar los productos con infusión de cannabidiol en América del Norte”.Esto le da a la firma acceso a 16.000 nuevas tiendas en los Estados Unidos y Canadá que ya cuentan con productos de Manitoba Harvest.

Estas son precisamente el tipo de noticias que disparan a las acciones especulativas.

Teniendo en cuenta el gráfico que recién vimos, sigo viendo con buenos ojos a Tilray, por hasta US$100.

Invierte con esto en mente.

Ray Blanco,

Para El Inversor Diario.