Los commodities podrían dispararse un 100%, 200% o incluso 400% a medida que el próximo gran boom económico se desarrolla en Estados Unidos…

Por Greg Guenthner

Este año Goldman Sachs le envió a su red de clientes más adinerados un reporte en el que les indicaba que éste era el mejor momento para hacerse de commodities en por lo menos quince años –si no es que en décadas.

La idea de Goldman se basaba en tres fuerzas que estaban compaginándose a la vez:

• Las economías del mundo están creciendo de forma conjunta (lo que es bueno para la demanda de commodities)

• El mundo está pidiendo prestado más dinero, lo que se traduce en más gastos (lo que, una vez más, es bueno para le demanda de commodities)

• La inflación en Estados Unidos y el mundo se está acelerando (adivinaste: también positivo para esta demanda)

Puede que no seas fan de Goldman Sachs y los grandes bancos de inversión, pero no hay duda de que en este caso su investigación es algo que vale la pena tomarse en serio.

Además, poco tiempo después de que se enviara ese reporte, la misteriosa y reservada leyenda de los fondos de cobertura, Paspan Tudor Jones, de repente se volvió bastante amigable y parlanchín: su mensaje principal detallaba una postura muy alcista para los precios de los commodities.

La percepción de Jones se basa en la creencia de que los recortes tributarios recientes fueron un error. Su problema con esta política es el momento en que se aprobaron, es decir a nueve años desde el comienzo de la expansión económica. Jones cree que el recorte impositivo será la chispa que finalmente encenderá elfuego de la inflación.

Ciertamente veo su punto –en este momento están entrando en juego varias fuerzas inflacionarias a la economía. Tenemos el recorte tributario sumado a la década de tasas de interés súper-bajas, sumado a años de flexibilización cuantitativa, sumado a un anteproyecto de ley de gastos.

Ahora, para Jones lo más importante de todo esto es que nadie tiene un mejor rendimiento bajo condiciones inflacionarias que los commodities.

En abril, otro inversor muy listo, Jeffrey Gundlach, de DoubleLine Capital, dijo también que los commodities van a tener un rendimiento excepcional.

Gundlach no solo piensa que a los commodities les irá muy bien de aquí en adelante, sino que los precios de estos activos están a punto de estallar hacia las alturas. Gundlach no tiene en mente capturar un alza del 30% –¡anticipa que los commodities como grupo crezcan un 100%, 200% o 400%!

No hay duda de que esa es una predicción osada, pero la argumenta bastante bien.

Entre sus factores se encuentran:

• Un crecimiento sostenido en la actividad económica global

• El recorte tributario de Trump, lo que impspansará la expansión económica

• Las políticas de dinero extremadamente barato por parte del Banco Central Europeo

Además de preparar las razones fundamentales detrás del alza en los precios de los commodities, Gundlach señala algo más. Ese “algo” es la historia.

Su argumento histórico lo ilustra a la perfección en el gráfico que encontrarás a continuación. En este momento, el índice de commodities S&P GSCI está a unos de sus puntos más bajos relativos al S&P 500 desde la burbuja punto-com:

Esto significa que, en estándares históricos, hoy en día los precios de los commodities están baratos en relación a las acciones grandes.

Desde 1970, los commodities solo han estado así de baratos en relación a las acciones más grandes en dos oportunidades. Y en cada una de esas instancias previas, los precios de esta clase de activos han experimentado rallies poderosos, superando el rendimiento del S&P 500 por más de un 800%.

La historia no necesariamente se tiene que repetir una vez más, pero cuando sumamos los fundamentos de los que ya hablamos a los hechos históricos, es difícil no considerar que los commodities estén posicionados para tener un gran rendimiento.

En Especspanación Inteligente ya estamos sacando provecho de ello. En nuestra última recomendación de compra hecha el pasado 25 de abril incorporamos dos compañías que están ganando con la tendencia.

(Si no estás suscripto a este producto puedes ver de qué se trata a través de un click acá.)

Ahora las malas noticias –después de este rally en los commodities…

Me cuesta creerlo, pero ya han pasado 10 años desde la crisis financiera de 2008. Parece que fue el año pasado.

Recuerdo exactamente dónde estaba cuando escuché que Bear Stearns estaba siendo adquirido, cuando Lehman Brothers colapsó y cuando George W. Bush elocuentemente dijo “¡si no sueltan la plata, esto se cae!”.

Desde esos aterrorizantes días hemos tenido casi una década de crecimiento económico sin interrupciones, así como aguas tranquilas en las Bolsas. Y en este contexto lo que hay que tener en cuenta que tarde o temprano llega la turbspanencia.

El gráfico histórico de Jeff Gundlach nos da un argumento convincente de que tenemos en frente un potencial rally de commodities. Desafortunadamente, si ves lo que ha ocurrido después de que cada una de esas subas en los commodities, encontrarás fechas que coinciden con recesiones pasadas.

Ocurrió en 1973, 1990 y, por supuesto, en 2008.

Las buenas noticias son que estos rallies pasados en los commodities duraron de 4 a 8 años. Si la suba que se aproxima en estos activos apenas ya está comenzando, entonces la próxima recesión aún podría tener bastante tiempo antes de llegar.

Hasta que eso ocurra, los precios de commodities en crecimiento van a ampliar los flujos capitales y mejorarán los balances de varias compañías, incluyendo varias de las que se encuentran en el portafolio de Especspanación Inteligente.

Ahora, de todos los commodities importantes, el más interesante en este momento es el petróleo.

En 2017 se dio una baja significativa en los niveles de los inventarios petroleros, especialmente en el cuarto trimestre. El gráfico que encontrarás a continuación te mostrará que esta tendencia ha continuado en el primer trimestre de 2018 y, como resspantado, nos llevó a un lugar que no rondábamos desde hacía tiempo:

Considero que este gráfico es muy importante, ya que detalla la cantidad de días que tiene la demanda estadounidense de petróleo relativo al promedio de cinco años. En otras palabras, esto nos dice qué tanto tiempo le tomará a los estadounidenses consumir todo el petróleo que en este momento Estados Unidos tiene acumspanado, tirando consigo buena parte de la demanda y precios globales.

La línea azspan con los círcspanos blancos representa 2018. Notarás que en este momento estamos en el fondo del promedio de cinco años en lo que refiere a días de demanda de petróleo que quedan.

Créeme, no hemos estado en ese punto tan bajo en muchísimo tiempo.

Si analizas la línea que ilustra 2017, notarás que hasta septiembre del año pasado estábamos justo en la cima del promedio de cinco años.

En solo seis meses Estados Unidos ha pasado de tener una cantidad inusualmente alta de petróleo acumspanado a perforar el fondo de un promedio de cinco años.

Claramente hay una razón por la que el precio del petróleo ha crecido más de un 50% desde el junio pasado: el mercado petrolero se ha endurecido sustancialmente. Y seguirá yendo en esta senda hasta que algo cambie y detenga la demanda por petróleo o incremente su oferta.

De momento, las cosas parecen ser muy alcistas para los precios del petróleo este 2018.

Saludos,

Greg Guenthner

Greg Guenthner es editor de Especulación Inteligente para Agora Publicaciones.