Los grandes de Wall Street fueron capaces de mantener sus emociones bajo control durante las subidas y bajadas del mercado, y tomaron decisiones rentables de forma constante. Y tú puedes hacer lo mismo.

Por Zach Scheidt

Hablemos un poco sobre tu estrategia de inversión.

¿Hay áreas que te gustaría mejorar?

Recientemente he estado investigando sobre cómo le ha ido a los inversores minoristas de Estados Unidos durante los meses recientes de volatilidad bursátil.

Y lo que encontré no fue para nada alentador; es por esto que el día de hoy quiero compartir contigo una estrategia increíblemente importante que creo todos los inversores de valor deben poner en práctica… sobre todo si están fuera del país.

Muchas veces la distancia puede ser tu mejor aliado a la hora de las inversiones.

Bueno, según una encuesta mensual realizada por The Conference Board, las expectativas de los inversores minoristas en Estados Unidos han caído profundamente después de alcanzar un máximo histórico en enero. Solo un 32,7% de los inversores encuestados en abril creen que las acciones estarán a un nivel más alto en un año comparado a sus niveles actuales, lo que contrasta claramente con el 51% del 1 de enero.

Eso quiere decir que en este momento poco menos de dos tercios de los inversores minoristas en este país tiene una postura bajista con respecto a la Bolsa.

Y eso es algo con lo que no estoy de acuerdo en lo más mínimo.

Tomemos el lado opuesto del argumento. ¿Cómo reaccionaron los inversores profesionales (o como dicen algunos, el “dinero inteligente”) al reciente aumento en la volatilidad?

Según Bloomberg, los inversores institucionales y los insiders corporativos no corrieron a protegerse como sí ocurrió con los inversores individuales cuando las acciones se tambalearon a principios de febrero y marzo. Es más, el “dinero inteligente” sumó más a sus posiciones.

Sí, leíste bien: al darse una caída del 10% en el S&P 500, las tenencias de acciones del S&P 500 por parte de los inversores institucionales crecieron un 3,28%, mientras que las tenencias de los insiders crecieron un 5,46%.

Esa esa es la diferencia entre Wall Street y el público general. Y es esta la estrategia que necesitas comenzar a poner en práctica.

Los grandes de Wall Street fueron capaces de mantener sus emociones bajo control durante las subidas y bajadas del mercado, todo a fin de tomar decisiones constantemente rentables.

Por supuesto que es más fácil decirlo que hacerlo, pero deberías intentarlo: comprar acciones de calidad mientras el público tiembla de miedo.

Mira algunos ejemplos de este año, cuando algunas de mis acciones favoritas estaban a precio de descuento:

Apple cotizaba por debajo de US$155 por acción

U.S. Steel cayó hasta los US$32 por acción

General Motors bajó hasta los US$34 la acción

Estamos hablando de descuento de 17%, 11% y 12% respectivamente desde sus niveles actuales.

Sé lo que estás pensando… ¿qué pasaría si esas acciones siguieran cayendo y terminaras con pérdidas rápidas? Lo que mi colega Greg Guenthner llama “atrapar un cuchillo en caída”.

Bueno, no estoy hablando de Penny Stocks, sino en acciones de cobertura a través del pago de dividendos.

Si entras en una posición y ésta cae y tarda en remontar, aun así capturarás pagos de dividendos de estas sólidas compañías.

Lo importante es que hagas algo, porque afuera del mercado no se gana nada.

Zach Scheidt,

Zach Scheidt es editor de los servicios Megacontratos e Ingresos Instantáneos (parte del servicio premium Estrategias Alpha) para Agora Publicaciones.