A medida que el rebote del mercado se desenvuelve este 2019, estoy entusiasmado con las oportunidades que estamos siguiendo. Las small caps nos darán muchas alegrías este año.

Por Zach Scheidt

Si bien las firmas large-cap como Google y Apple acaparan casi toda la atención de los grandes medios, no por esto deberías considerar estos papeles como inversiones infalibles.

¡Y esto es especialmente cierto este año!

Esto es porque durante las primeras siete semanas de trading de 2019, mientras más pequeña la acción, mayor ha sido el rendimiento. Échale un vistazo a la diferencia entre las empresas grandes y pequeñas del S&P 500:

Las 50 acciones más grandes han escalado un 6,41%.

Las 50 más pequeñas lo han hecho un 14,24%.

¡Sin duda una diferencia importante!

De hecho, si en lo que va de año has invertido en papeles menos conocidos, es probable que obtengas una ganancia que le saque más del doble de ventaja a las de tu amigo de Starbucks o de cualquier otro lugar.

Y si no te has enfocado en las oportunidades más pequeñas del mercado, no te preocupes. Todavía hay tiempo de sobra para capturar tu parte de las ganancias.

Las small-cap seguirán brillando

La fortaleza que han tenido las small-cap este año no debería tomar a nadie desprevenido.

Generalmente, estas son algunas de las firmas con crecimiento más rápido que el mercado tiene para ofrecer.

Y este 2019, las pequeñas empresas seguirán brillando, debido a varias razones:

Primero, las firmas más grandes simplemente se han vuelto demasiado costosas. En años recientes, los inversores se han pasado demasiado tiempo enfocándose en las acciones FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google), lo que mandó estas acciones al alza.

Desde el cuarto trimestre de 2018, los inversores han estado viendo que estas compañías están bastante caras en comparación con sus ganancias. Por ello, cada vez más personas están dejando a un lado estos papeles, optando en su lugar por nuevas oportunidades.

En segundo lugar, la fortaleza del dólar está jugando a favor de las empresas estadounidenses. En las últimas dos semanas, la divisa estadounidense ha cotizado al alza con respecto a las demás monedas del mundo. Esto se debe en gran parte a que otras economías grandes (China, Europa, mercados emergentes) se han debilitado.

Los bancos centrales de estas regiones están contrayendo sus tasas de interés y debilitando sus divisas, lo que a su vez le da fuerza a la divisa estadounidense.

Cuando las otras monedas están débiles, es más difícil para los clientes de fuera del país comprar bienes y servicios estadounidenses. Así que las grandes corporaciones con exposición internacional están bajo presión.

Sin embargo, las compañías locales más pequeñas que operan principalmente en los Estados Unidos, están libres de esa presión. Es por ello que los inversores están favoreciendo a las empresas que mantienen un enfoque principalmente nacional.

Por último, las firmas más pequeñas simplemente tienen más potencial para crecer. Ponte en los zapatos de un empresario de pequeña escala. Si tienes una sucursal exitosa, no es demasiado difícil abrir una segunda locación y, posiblemente, duplicar tus ganancias. ¡Nada mal!

Sin embargo, si has expandido tu negocio a 50 ubicaciones diferentes, ¿qué tan fácil es abrir otras 50? Eso lleva más tiempo, y requiere mucha planificación y capital. Es una realidad simple: las empresas pequeñas pueden duplicar su tamaño más fácilmente que las empresas de large-cap que ya han crecido.

Entonces, teniendo en cuenta estas ventajas, anticipo que los papeles small-capnos ofrecerán oportunidades colosales este año.

Los inversores individuales tienen una ventaja

Hay algo más que debes tener en cuenta cuando se trata de las small-cap. Como inversor individual, ¡tienes una ventaja importante sobre tus contrapartes institucionales!

Tú y yo podemos invertir fácilmente en una acción sin causar un impacto en su cotización (a menos que estés invirtiendo varios millones de dólares en cada posición individual, cosa que dudo).

Por lo tanto, podemos ingresar a nuestras posiciones de manera rápida y fácil, y obtener ganancias una vez que nuestras operaciones se desarrollen como planeamos.

Los inversores institucionales no pueden darse ese lujo.

Los gestores de grandes cantidades de capital normalmente necesitan invertir millones (si no es que decenas de millones) en cada posición para causar algún cambio en su portafolio total. Después de todo, no importa si tienen una acción que duplica su valor si ésta solo representa una porción diminuta de su capital. ¡Para ellos eso es solo un error de redondeo!

Por eso, cuando los grandes institucionales quieren tomar una posición, a menudo les toma días o semanas comprar suficientes acciones para ello. Y durante ese tiempo, el precio de las acciones puede escalar, obligándolos a pagar más.

Esto es especialmente cierto con las acciones small-cap. Ya que a diferencia de Amazon o Netflix, una compañía más modesta reaccionará más rápido a una orden de compra o venta importante. Eso pone en desventaja a los fondos grandes a la hora de comprar papeles más pequeños.

Así que a medida que el rebote del mercado se desenvuelve este 2019, estoy entusiasmado con las oportunidades que estamos siguiendo aquí en El Inversor Diario.

Por más ingresos,

Zach Scheidt

Zach Scheidt es editor de Estrategias Alpha. Es el creador de una estrategia revolucionaria llamada Ingresos Instantáneos, a partir de la cual es posible recibir pagos periódicos del mercado.