Aprovechamos la pausa de lunes en los mercados para analizar tres gráficos que nos muestran qué es lo que está pasando bajo la superficie de los índices más importantes.

Por Greg Guenthner

¡Eso fue rápido!

A finales de la semana pasada dije que la mayoría de los inversores estaban demasiado asustados para comprar en medio de la caída de los mercados.

Y vaya que me equivoqué…

Los traders salieron a comprar como locos, y empujaron los índices más importantes hacia arriba durante toda la semana pasada. Los compradores más ansiosos convirtieron el retroceso de dos dígitos del mercado en nada más que una anécdota.

En este momento el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq Composite han vuelto a sus respectivas medias móviles de 50 días.

Así que aprovecho este día de descanso en los mercados (mientras despacho esta columna –lunes- en Estados Unidos se celebra el “Día del Presidente”) para hacer una pausa y analizar tres gráficos que nos muestran qué es lo que está pasando bajo la superficie de los índices más importantes.

1. La remontada del bitcoin… ¿es de verdad?

Gracias al regreso de la volatilidad en las acciones, el bitcoin y las otras criptomonedas se salieron por completo del radar de los medios financieros.

Después de perder la mitad del valor alcanzado a fines del año pasado, el bitcoin tocó fondo sin hacer mucho ruido a principios de febrero, y acto seguido comenzó su remontada. El domingo ya perforó el límite de US$ 11 mil por moneda por primera vez desde finales de enero.

Actualmente está un 60% por encima de sus mínimos recientes y se está consolidando en el rango de los US$ 10.500 / US$ 11 mil.

Lo cierto es que la suba parabólica que presenciamos durante el pasado cuarto trimestre del año pasado simplemente era insostenible.

Pero quienes más creen en las criptomonedas  no tardaron en recordarnos que el bitcoin ha soportado más que unos cuantos derrumbes en su corta vida.

En cada una de estas bajas, el bitcoin se ha recuperado y alcanzado nuevos máximos.

¿Podrá esta ser la excepción?

2. Un hermoso rebote biotecnológico

Antes del derrumbe de mercado de este mes, habíamos señalado que el sector biotecnológico estaba comenzando 2018 superando el rendimiento de los índices más importantes. La fiebre de fusiones se había tomado un descanso, lo que impulsó hacia nuevos máximos las acciones de varias compañías prometedoras en el sector.

Pero más importante aún es el hecho de que el SPDR S&P Biotech ETF (NYSE: XBI) –que sigue el comportamiento de este sector- había probado su resistencia durante la suba en la volatilidad y el sell-off.

Es más, el XBI nunca cerró significativamente por debajo de su media móvil de 50 días (en una línea azul en el gráfico de abajo), incluso con los inversoresvendiendo sus acciones hace dos semanas:

Ahora el XBI está por encima más de un 9%, comparado con las ganancias de año a la fecha de 5% que marca el Nasdaq Composite.

Sospecho que veremos más que unas cuantas jugadas lucrativas emanando de este sector ahora que nos aproximamos al cierre de la temporada de reportes de ganancias…

3. El oro va al alza

Las acciones no son el único tipo de activo que fue arriba la semana pasada. Los metales preciosos parecen también estar en ascenso. El oro rompió al alza elmiércoles, y se aproximó hasta su máximo de enero de US$ 1.360, mientras que el dólar cayó hasta su mínimo de tres años.

No hace falta ir lejos para encontrar los catalizadores del agudo rebote del oro. Recuerda que en este momento el dólar está en su peor inicio de año desde 1987 –y parece que no se recuperará pronto.

Un derrumbe aquí podría impulsar los precios del oro a niveles no vistos en al menos cuatro años. Con la amenaza de inflación en Estados Unidos creciendo cada día, y con el dólar tambaleándose, las condiciones son ideales para un rally extendido en los metales preciosos.

Saludos,

Greg Guenthner