A los niveles actuales, estamos a solo una ventisca especialmente fría para que los niveles actuales de gas natural lleguen a niveles que sembrarían el pánico en el mercado, empujando los precios fuertemente al alza.

No puedo creer que esté diciendo esto…

Pero creo que el precio del gas natural podría DUPLICARSE en los próximos meses.

La teoría detrás de mi predicción es sencilla. Solo tienen que darse dos meses más de clima más frío de lo normal en el hemisferio norte.

Se ser así, los inversores que se posicionen correctamente pronto podrían recibir ganancias importantes a partir de ello.

Me explico…

A la fecha, la cantidad de gas natural que tenemos en almacenamiento en Estados Unidos está casi un 20% por debajo de la cantidad promedio de los últimos cinco años.

De hecho, esos niveles de almacenamiento han estado por debajo del precio normal todo el año. Si bien esto no es un problema importante durante el verano de este lado del mundo, en el invierno puede complicar mucho las cosas, ya que una temporada fría extendida puede acabar con las reservas muy rápido.

Si eso ocurre este año, iremos de estar un 20% por debajo del nivel normal a niveles CRÍTICOS.

Por qué el gas natural no ha ido al alza… aún

El mercado aún no ha reaccionado a los números de bajas reservas de gas natural. Y es claro por qué –todos saben que tenemos una abundancia de recursos relacionados al gas shale en los Estados Unidos, un recurso que se puede usar como un sustituto.

Y concuerdo: en el largo plazo, me costaría mucho cree en una historia alcista sobre el gas natural.

Sin embargo, en el corto plazo las cosas se ven diferentes. El mercado está subestimando profundamente el potencial de un ascenso importante en el precio del gas natural para este invierno en el Hemisferio Norte, considerando al menos los bajísimos niveles actuales de almacenamiento de gas natural.

Así que bien, ¿cómo es que llegamos a este punto en el que las reservas están tan por debajo del promedio de cinco años, incluso con la abundancia de shalegas?

No es un problema de oferta, porque la producción de este gas sigue en medio del boom al que entró hace unos años.

Hoy esta caída en el inventario de gas natural es enteramente un problema de demanda. Un abril frío y un verano caliente en los Estados Unidos (el gas no se usa sólo para calefaccionar, sino que se usa también para el aire acondicionado), han impedido que los almacenamientos de reserva de este commodity no se reabastezcan como lo han hecho en el pasado.

Además de esas influencias climáticas, la demanda por gas natural sorprendentemente sigue creciendo de pate de los negocios industriales y de generación de energía.

Permíteme darle dimensión a esto, para que veas cómo este ascenso en el precio del gas natural fácilmente puede darse este invierno…

El último invierno verdaderamente frío de Estados Unidos se dio en la temporada 2013-2014. Ese año el país entró a la temporada fría con 3,82 billones de pies cúbicos de gas natural en sus reservas (unos 108 mil millones de metros cúbicos).

Para marzo de 2014, los residentes de Estados Unidos que subieron sus termostatos llevaron ese nivel de reserva a solo 750.000 millones de pies cúbicos. Estamos hablando de una caída del 80% en solo unos meses.

En respuesta a esa caída en los inventarios los precios del gas natural fueron al alza, pasando de poco más de US$3 por millón de pies cúbicos al comienzo del invierno a US$8 millones por millón de pies cúbicos en marzo –¡muy cerca de triplicarse!

Bueno, este invierno comenzaremos con solo 3,29 billones pies cúbicos de gas natural en almacenamiento. Esto está considerablemente por debajo de los niveles de otoño a 2013 (o cualquier otro invierno recientemente).

Si tenemos un invierno similar al del 2013-2014 –y una vez más caemos a niveles inferiores a los 3 billones de pies cúbicos– los niveles de almacenamiento no serán bajos… serán prácticamente inexistentes.

Y si los precios del gas natural casi se triplicaron cuando las existencias cayeron hasta los 750.000 millones de pies cúbicos, ¡imagina nada más los precios que habría si las existencias se agotan!

A los niveles actuales, estamos a solo una ventisca especialmente fría para que los niveles actuales de gas natural lleguen a niveles que sembrarían el pánico en el mercado.

Si estás de acuerdo con este análisis, una forma de acercarse a este mercado es a través del ETF United States Natural Gas Fund (UNG), que apunta a reflejar los cambios de los precios de los futuros de gas a corto plazo, y que por estos días ha recibido el impacto de la volatilidad del mercado.

Saludos,

Greg Guenthner

Greg Guenthner  es editor de Especulación Inteligente. Sus análisis han aparecido en Forbes, Yahoo Finance y Bankrate, entre una larga lista de publicaciones. Greg es miembro de la CTM Association con el prestigioso grado de Chatered Market Technician.